Crítica de Intensa-Mente por Cristian Olcina


Leé el análisis debajo de la foto, y al finalizar el texto, se puede escuchar la crítica radial en audio, que es más informal y contiene opiniones más personales y comentarios sobre la experiencia de verla en la sala de cine.




Inside Out es un filme que podría ser considerado un milagro, es pura magia del cine. Si uno tiene la creencia que en el cine hay películas perfectas, esta es una de ellas; sino, simplemente se puede considerar excelente. Es un filme que es una rareza, porque hay filmes que son para adultos pero que dejan los niños afuera, y filmes para niños que dejan los adultos afuera, hay filmes que son arte pero no entretienen, o que son entretenidos pero no son arte o son vacíos. Pero Inside Out es un filme que tiene una universalidad extraordinaria, es un filme que es para grandes, para chicos, que es arte y entretenimiento, es emocionante y la vez profundo; y es entendible pero a la vez con complejidades para ir descubriendo con varios visionados. Es un filme que se puede ver con el cerebro apagado, solo para disfrutar; o que se puede ver atentamente, y analizar. Y de manera sorprendente y maravillosa termina funcionando en todos los frentes.



Intensa Mente, tiene la capacidad de ser un filme, no solo estrenado en el festival más importante de cine arte en el mundo, como se dio en Cannes; sino que además ser una obra perfecta para vacaciones de julio, y llenar salas de niños ruidosos comiendo pochoclo. En las salas de cine, los niños aplauden, saltan de las butacas y vitorean a los personajes, la reacción es extraordinaria de cómo se entusiasman. Y como si esto fuera poco, tiene un índice de aprobación casi perfecto por parte de la crítica. Esa flexibilidad del filme es lo que es milagroso en cierta forma; cómo puede llegar a todo tipo de público con un objetivo expansivo y una gran aceptación.


¿Cada cuánto nos encontramos con un filme que algunos críticos prestigiosos lo llaman una de las mejores películas del Festival de Cannes, y a su vez los niños que salen de una sala argentina salen entusiasmados? Este es un mérito extraordinario, de un filme que sobrevive airosamente a la máxima referida en el dicho popular que indica: "El que mucho abarca poco aprieta". Inside Out abarca mucho, y aprieta mucho; y eso es algo extremadamente difícil de lograr, una tarea casi hercúlea que la mayoría de los filmes ni siquiera se preocupa en ponerse a hacer. ¿Pero cuál es el secreto del éxito de semejante llegada y efectividad? Indudablemente, el guion; lo que es la base de un filme y lo que hace la diferencia en Hollywood, ya que en ya que en la meca del cine todos los filmes son buenos técnicamente. 

El guion de Inside Out no solo es sólido, bien construido y lógico; sino que además es sumamente creativo y sorprendente en algunas escenas; es una explosión de creatividad por momentos, que nos hace sentir que estamos viendo algo nuevo, algo distinto, algo original. Y eso no tendría su traducciones en emociones reales de la audiencia, si no fuera por un diseño de producción y unas vistas de los lugares y paisajes del filme que hacen una delicia visual, y nos llenan de imágenes que son estéticamente bellísimas, pero además perfectamente funcionales al relato. Y no solo hay muchas cosas que jamás hemos visto y son distintas y nuevas, sino que además no nos parecen tan raras como para uno diga que es un filme para pocos, sino que tienen una cierta familiaridad. Y ahí volvemos a esta característica universal del filme, poder darnos algo distinto y original, sin hacer que nos parezca algo extraño.


Dentro de este guion está una historia original, novedosa y creativa; ver cómo funciona la mente a través de 5 personajes que son los sentimientos; la alegría, la tristeza, la furia, el desagrado, y el temor; y como al interactuar esas emociones y tomar el control, representado en un panel de comando, hacen que las personas tengan distintas reacciones frente a un estímulo; pero además se ve como estas emociones, no están solas, sino que conviven con los recuerdos, representados en esferas; y como esos recuerdos forjan el carácter simbolizado por la combinación de distintas islas, que muestran de forma física, a prioridades clave en la construcción de una personalidad, entre ellas la familia, las amistades, la vocación, etc. Lo notable de este filme es que no se queda solamente dentro de la idea original y el desarrollo semiótico, filosófico y psicológico de la historia; sino que además logra encontrar una historia que tenga un conflicto interesante, y que haga interactuar cada una de estas formas de representar a la mente y sus funciones. 


Y en el desarrollo del filme nos llevarán los personajes por un tour de los rincones de la mente y su modus operandi que no solo será entretenido, imaginativo, y emocionante; sino que también será educativo inclusive, como si lo anterior fuese poco. Ver cómo interactúan los recuerdos, las emociones, los pensamientos, las ideas y como todo esto se transforma en acciones, gestos, y en la personalidad de un ser, es una experiencia emotiva, graciosa y profunda que nos estimula la mente mientras nos llena el corazón. Dentro de este estimulante viaje, nos encontramos con ciertas secuencias que son realmente notables y con referencias interesantísimas solo para adultos. Dentro de las secuencias destacadas es impresionante la del pensamiento abstracto; que demuestra un guion estudiado, que se combina con una narrativa histérica y graciosa; mientras los niños se ríen, los adultos son estimulados por la originalidad, y a los psicólogos quizás se les caiga la baba directamente.
Otras referencias, que implican un juicio de valor, son por ejemplo que Hollywood está en la parte onírica de la mente, explorada en el filme; y se reconoce a sí mismo como una fábrica de sueños. Y también las referencias a otros filmes que quizás sean muy sutiles para muchos, como la de Chinatown.


El conflicto del filme, desatado por el hecho de la mudanza de la niña protagonista, produce en su mente un efecto de grandes cambios, por momentos catastróficos que harán crecer a la niña dolorosamente y producirán un crecimiento a nivel personal y la aceptación de partes de nuestro ser, como así también el abandono, de determinadas partes de nuestra infancia, algo que puede ser muy doloroso, y triste inclusive, pero que a la vez es necesario. Y en ese proceso, los espectadores lloramos, pero a la vez logramos una risa franca unos instantes más tardes, sabiendo que determinados hechos son necesarios, y al suceder pueden dar una sensación de triunfo inclusive. La película cuenta con una animación del más alto nivel desde la parte técnica, que hace que las brillantes ideas del guion, sean trasladadas a la imagen, y de ahí a los sentimientos, gracias al trabajo de un enormemente creativo equipo de Pixar comandado por Peter Docter que realmente merece los premios que este filme seguramente va a tener.



A la hora de recomendar un filme, a veces es difícil explicitar correctamente cual es el tipo de audiencia para el mismo, pero recordemos que este es un filme que es pura magia de cine, un filme milagroso, y como no podía ser de otra manera, es para todos, nadie se queda afuera, nadie debe dejar de verlo, es uno de los mejores filmes del año, y es una de las mejores películas animadas de la década. Eso, hoy en día es un milagro; producido por el hecho de que este filme es pura magia, y eso justamente es el Cine.

Cristian Olcina




_____________________________________________________________

Podés escuchar la versión radial de la crítica, un tanto más informal y más personal, por aquí:



Aquí un adelanto de una escena que ejemplifica muy bien el funcionamiento del filme, subtitulado para los más grandes:



Y aquí un trailer doblado al castellano, para los más chicos:


Si te gustó esta crítica, seguí a 100% en facebook aquí: 

 

Si deseás comentar podés hacerlo más abajo↓↓↓


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a El Hombre del Norte por Cristian Olcina

Crítica a Granizo por Cristian Olcina en 100% Cine

Crítica a Doctor Strange en el Multiverso de la Locura