Crítica a 50 Sombras de Grey por Cristian Olcina






50 Tonos de Crítica, 50 Tonos de Adaptación.


Por Cristian Olcina

50 Sombras de Grey es una película efectiva; no es un film que sea una revolución en el cine erótico, ni es una gran obra de arte, y seguramente dejará a muchos disconformes con la adaptación cinematográfica del libro en el cual está basada. Sin embargo es un film que engancha, que es prolijo, es correcto, y nos deja con ganas de ver la segunda parte. El problema principal de esta película es por un lado la adaptación de un libro popular y querido, que siempre genera problemas en la audiencia, la cual se queja por las partes cortadas o resumidas, o por tal o cual elección, la cual seguramente habrían hecho de otra forma. Ese es el dilema eterno de la adaptación cinematográfica de un libro, siempre va a dejar disconforme a una gran parte de la audiencia; dado que la magia del material escrito que nos permite imaginarnos los personajes y lugares, se ve truncada al ver una imagen concreta, que además tiene una forma ajena a la que teníamos internalizada. Muchas veces el público no sabe reconocer entre una adaptación hereje al material original y una mala película. No es lo mismo un mal film que una adaptación que no respete el espíritu del original, o sus formas, o sus escenas; que un film que no funciona cinematográficamente.


Hay dos tipos de adaptaciones: las que pretenden cierta fidelidad con el material original y las que simplemente se basan en el libro, pero tiene otra búsqueda distinta; un ejemplo, la primera película de Harry Potter pretende ser una traducción cinematográfica del libro (y lo logra),  en cambio el Jurassic Park tiene algunos momentos del libro tal cual, pero no pretende copiarlo, sino generar un film que genere suspenso, tensión, que tenga acción y reflexión inspirado en el libro original; pero cambiándole partes importantes como el final, y achicándolo fuertemente. Evidentemente gran parte de la crítica feroz hacia esta adaptación es la pretensión del público de querer dirigir al filme y a hacerlo como lo había imaginado y no como realmente está en la pantalla. Pero una de las primeras reglas de las críticas de películas es justamente criticar al filme que se hizo y no al que uno le hubiera gustado haber hecho. Por lo tanto nos concentremos en lo que está en la pantalla y no en lo que estaba en nuestra imaginación. Obviamente 50 Sombras de Grey no es un filme que se haya hecho con una gran finalidad artística, sino más bien se espera un filme comercial, que lo es, y un film entretenido y que enganche, que tenga cierta pimienta por el tema en el cual está basado, sin embargo que no caiga en la pornografía. Eso es lo que encontramos.


La película está bien dirigida y tiene cierta sensibilidad femenina al estar comandada por una mujer, Sam Taylor Johnson. Un hombre quizás hubiera hecho una película menos romántica y más excitante, sin embargo éste no es el caso. El film tiene la estructura de una historia romántica y la columna vertebral del relato pasa por ahí, condimentado por las correspondientes escenas picantes de sadomasoquismo, que todos los que tienen una pequeña idea de que se trata, esperaban. La historia cuenta cómo una joven virgen llamada Anastasia Steele, se encuentra con un lindo, joven y famoso multimillonario y luego de que haya un primer encuentro cargado de química, comienzan una relación, en la cual el multimillonario, Mr. Grey, le propone a nuestra protagonista iniciarse en el mundo del sadomasoquismo como su sumisa, para él ser su amo. El Sr. Grey es muy honesto al respecto, en un primer momento no quiere una relación con la chica, luego queda deslumbrado por ella y le dice que él no hace el amor, que coge y duro. Y le muestra claramente su cuarto de juegos donde están todos los azotes y los elementos para crear dolor/placer en quien asuma el nivel de sumisa. Luego de que la relación avanza un poco le ofrece un contrato para qué ya sea su sumisa de forma permanente, viviendo inclusive en su edificio durante los fines de semana, y que esa entrega por parte de ella, iba a tener como recompensa a su persona, al mismísimo señor Grey. El conflicto de la película pasa justamente por ahí; firmar o no ese contrato, entregarse o no a ese mundo de dolor y placer, obviamente esta chica con poca experiencia en la vida y teniendo su primera relación con Mr. Grey, quiere romance, quiere normalidad, quiere un novio que la saque al cine,  no quiere sumisión. Sin embargo el señor Grey es muy claro en lo que pide y en lo que ofrece, de ahí que quedar en la audiencia ver cómo se resuelve este conflicto y el camino que transitan los personajes para llegar ahí.


El aspecto narrativo del film es correcto, tiene buenas interpretaciones, los actores están bien elegidos, más allá de que puedan haber sido imaginado de forma distinta los personajes, hay buena química, aunque eso es bastante subjetivo según el ojo que lo ve, y hay un guión que es efectivo aún cuando no es muy creativo ni muy artístico. El film engancha aunque no inventa nada, ni tiene alto vuelo. En cuanto lo que se ve de sadomasoquismo es mucho menos de lo que podría llegar a ser un film más explícito, de ahí que en la Argentina ni siquiera tuvo la máxima calificación "Sólo apta para mayores de 18 años", si no que fue catalogada como "Apta para mayores de 16 años con reservas"; lo cual permite que un menor vaya con sus padres aún cuando no cumpla ese edad.
Quizás el problema más grande del film sea que no llega a lograr todo su potencial, podría haber sido para 18 años y fue para 16, podría haber sido mucho más perversa, más sucia y más dura y por momentos se siente muy aséptica; podría haber sido mucho más erótica y sin embargo las escenas de sexo son mucho menos calientes que en otros films, inclusive en algunos mucho más artísticos, como "La Vida de Adele". También desde el punto de vista romántico podría haber sido más; está muy lejos de grandes filmes románticos que nos dejan enamorados por mucho tiempo, y no tiene esa magia que por ejemplo tenía Sintonía de Amor. Y desde el punto de vista narrativo, un gran escollo que tiene el relato, es la falta de un claro arco dramático, donde uno interprete que hay un clímax y de ese clímax se produzca un cierre natural de la narración. A medida que vamos viendo el film quizás nos vayamos preguntando cómo va a terminar todo esto, al no haber un conflicto claro que se presente como disparador de un clímax concreto. Y si bien es cierto funciona en cierta medida el final, el arco dramático no es lo suficientemente fuerte para que nos dé la sensación de que vimos algo muy emotivo y luego un cierre; sino que nos da la sensación de que fue la introducción del primer capítulo de la trilogía, más que el de un film que se vale por sí mismo. Ese final que se siente tan abierto y luego de un "clímax" cinematográfico que no funciona del todo, puede dejar muy descontentos a gran parte de la audiencia. Sin embargo para el que se enganchó, el film logró vender la segunda y la tercera parte que están por venir; ya confirmadas.



Y por supuesto tampoco se puede obviar el tema moral, una relación no convencional y el sadomasoquismo. En Estados Unidos la crítica de la Iglesia Católica la calificó con una "O"que quiere decir ofensiva, o sea, para andarse sin eufemismos ver este film es pecado. Y eso también será un parte de la crítica que tenga la audiencia,  que ésta no es una historia romántica convencional sino con una temática no tan común y provocadora. De todas formas queda bastante claro por donde pasa la película y no van a ser muchos los espectadores que vayan creyendo que van a ver un film típico de San Valentín y se den con un chasco dentro de la sala de cine. Quedará en la moral, la formación y las preferencias del espectador decir si le gusta eso o no, si lo ve como pecado o no, si le parece bien o no, si copiaría algo del filme en su cama o no. Cada uno sabe dónde está parado y tiene más o menos en claro sus creencias y preferencias para ver hasta qué punto este film le va a afectar o no. Más allá de eso es un film que sin ser una obra de arte, ni llegar a todo su potencial, termina siendo efectivo. Y para cerrar recordaremos cuál es la primera regla de la crítica, ver primero el film.






Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a El Hombre del Norte por Cristian Olcina

Crítica a Doctor Strange en el Multiverso de la Locura

Crítica a Granizo por Cristian Olcina en 100% Cine