Crítica a Trece Vidas Por Cristian Olcina En 100% Cine



Treces Vidas cuenta la historia real de un rescate de unos niños en Tailandia, es un filme emotivo, con una gran producción, pero un poco lento. Debajo de la foto, la crítica escrita más formal; más abajo la crítica radial, más informal, completa en los reproductores de audio solo, o de YouTube con video.


Trece Vidas es una interesante y emotiva película que trata sobre unos niños que en 2018 entraron en una cueva en Tailandia, y debido a una repentina y muy intensa lluvia, esta cueva se inundó y los dejo a los 12 niños, y a su entrenador encerrados dentro de la misma; quedando sin provisiones, sin luz, y sin contacto con el mundo exterior para poder avisar dónde estaban, ni como estaban. Los parientes se dan cuenta de su ausencia y en conjunto con las autoridades empieza en la búsqueda de estos niños, pero las lluvias son intensas y la cueva está totalmente inundada, lo cual hace que quiénes se aventuren primero dentro de esa cueva, sean unos expertos buzos británicos con experiencia en rescate, y en bucear en cuevas de este estilo. En un primer momento las autoridades no quieren que estas personas se metan ahí, y en el primer viaje lo mandan con un buzo local que se pone nervioso en ese viaje, se golpea y sale herido; demostrando que para poder bucear en esas cuevas son muy peligrosas, muy oscuras, de baja visibilidad, y están llenas de estalactitas y estalagmitas con afiladas puntas, y con lugares estrechos, donde la corriente empuja fuertemente a los buzos. Por lo tanto, para poder bucear en esa zona, se necesita un nivel de experiencia extraordinaria, que ni siquiera tienen los buzos del ejército tailandés.

El filme es bastante angustiante en un primer momento por la decisión del director de no mostrar lo que pasa dentro de la cueva, al no saber nada de estos de estos niños, ni tener ninguna noticia de ellos, ya que la cámara nunca entra en la cueva, eso produce que el el espectador comparte este sentimiento que tienen los rescatistas, de no saber absolutamente nada de ellos, y eso genera mucha tensión. En una en una posterior expedición de parte de estos buzos británicos interpretados por Colin Farell y Viggo Mortensen, finalmente encuentran a los niños, pero luego de un recorrido de aproximadamente 6 horas de buceo en esas terribles condiciones, lo cual hace que el personaje de Viggo Mortensen crea que aun cuando los hayan encontrado vivos a los chicos, no los van a poder sacar vivos de ahí, porque no van a aguantar el viaje buceando y no tienen el entrenamiento para hacer un viaje bajo el agua de 6 horas, en esas condiciones. Al descubrirlos, en un primer momento genera un efecto de algarabía, cuando se sabe que están todos vivos, pero luego al darse cuenta de la complejidad del rescate, y que sacarlos parece imposible, se genera más angustia todavía. Finalmente, uno de ellos piensa un plan que es absolutamente descabellado para sacarlos, pero es ese plan descabellado o la nada misma y dejar que mueran.

En esta crítica, a pesar de que están llenas de spoilers todas las críticas sobre esta película, no vamos a revelar ni cuál es el plan, ni que sucede con los chicos, y vamos a dejar que el espectador lo descubra viendo la película; pero sí se va a decir que es una película en la cual nos importa mucho lo que sucede con estos niños, y con los otros personajes; y eso genera una tensión real.

El único problema que tiene el filme es, que su montaje está totalmente afinado, es una película que dura dos horas y media, y podría haberse contado perfectamente en solo dos horas, y no hubiera perdido demasiado del argumento, además hubiera quedado más compacta y más ajustada, lamentablemente hay momentos que se sienten lentos, o momentos que se sienten repetitivos. Si bien es cierto que el metraje donde se ve a los buzos bajo el agua es extraordinario, y está muy bien filmado; en algunos momentos parece que el director se hubiera enamorado de ese metraje y hubiera priorizado dejarlo porque estaba bien filmado, a cortarlo para darle un mayor ritmo a la película, y ese es su problema; por momentos se siente lenta, y quizás a algún público que esté acostumbrado a filmes más acelerados, en algún momento se podría aburrir. El filme definitivamente no es aburrido de manera objetiva; pero lo que lo aleja de la grandeza absoluta que, si tenía, por ejemplo, Apolo 13, es ese problema de ritmo, que por momentos desacelera la tensión del filme, y nos hace derivar la atención hacia otro lugar, impactándonos menos. Aun así, eso no logra descarrilar del todo a la película, y sigue siendo una película efectiva que tiene momentos muy emotivos, que pueden hacer llorar, y que tiene una historia que es verdaderamente atrapante y que puede ser apasionante inclusive. Recomendada, pero cuando la vean, no lo hagan con sueño.

Cristian Olcina 

____________________________________________________

Aquí está crítica de audio que se emitió por FM Play el día 20/08/2022, más abajo, en el reproductor de YouTube, exactamente la misma crítica pero con video:


Aquí la misma crítica radial, pero con video:


Mirá el tráiler aquí:



100% Cine en Twitter 

Si viste la película o querés hacer comentarios sobre la crítica te invitamos hacerlo acá ⬇️⬇️⬇️
 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Crítica a Top Gun: Maverick por Cristian Olcina

Crítica a Doctor Strange en el Multiverso de la Locura

Crítica a The Offer por Cristian Olcina y Fernando Lástrico en 100% Cine